Carne molida con Bechamel

Puntuación media 5/5

Hola queridos amantes de la buena cocina hoy vamos a preparar una excelente alternativa mas que interesante para el almuerzo. Esta pasta con salsa bechamel y carne molida es una de las recetas mas infravaloradas pues su sabor es realmente exquisito combinado con las especias correctas nos darán una comida digna de repetir.

Por ello no pierdas ni un solo detalle de la preparación ¡Comencemos!

¿Qué encontraras aquí?

    Información y nutrición

    Receta: Carne Molida
    Platos: 3 personas
    Preparación: 10 Min
    Cocción: 35 Min
    Calorías: 410 kcal


    🔥¡RECETA ACTUALIZADA!🔥
    También te sugerimos ver
    Pasta con Carne Molida al Horno

    Ingredientes

    • Pasta
    • Spaghettis para 2
    • Aceite de oliva
    • Agua
    • Sal
    • Carne molida
    • 250 gramos de carne de pollo
    • 2 dientes de ajo
    • ½ cebolla
    • Aceite de oliva
    • Curry
    • Pimienta negra
    • Sal
    • Salsa besamel
    • 300 ml de leche
    • 45 gramos de mantequilla
    • 1 cucharada de harina común
    • Sal fina al gusto
    • Nuez moscada al gusto

    Como hacer pasta gratinada con carne Molida y Bechamel

    • Empecemos por la carne: En una sartén, con un chorrito de aceite de oliva, freír el ajo y la cebolla en rodajas. Cuando esté hecho, poner la carne, que se desmenuza con la ayuda de una cuchase de madera o bien un tenedor. Revuelva en ocasiones a fin de que la carne no se pegue. Cuando esté prácticamente listo, añada sal, pimienta negra molida y curry al gusto, y revuelva para ligar todos y cada uno de los sabores. Deje a un lado cuando la carne esté lista y suelta, no pegada.
    • En una cacerola mediana, cocine los spaghettis. Para esto, es suficiente con completar la olla con agua, verter unas gotas de aceite de oliva a fin de que los spaghettis no se peguen y un tanto de sal. Cuando el agua comience a hervir, agregar los spaghettis y dejarlos hervir a lo largo de diez-quince minutos a fuego máximo.
    • Mientras que hacemos nuestros spaghettis, hagamos nuestra salsa besamel. Para esto, en una sartén, que va a ser a fuego lento, agregamos la mantequilla y una vez fundida agregamos la harina poquito a poco y removemos con la ayuda de nuestro tenedor de madera. Entonces, mientras que se revuelve, incorporar gradualmente los trescientos ml de leche. Si lo hacemos cada vez un tanto evitaremos que nos quedemos como bultos. Cuando tengamos una salsa fina agregamos el último toque para ganar sabor: sal y nuez moscada al gusto.
    • Ahora todo cuanto queda es unir las 3 cosas y gozar de este fantástico plato con calma.

    Notas

    Como toque final, si te agrada el orégano, puedes incorporar un tanto para decorar.

    5/5 (2 Reviews)

    ¡Visita mas recetas similares!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Unaricareceta.como Utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de ofrecer una mejor experiencia a todos sus usuarios, si gusta puede leer Mas informaccion