Hojuelas

Puntuación media 5/5

como-elaborar-hojuelas-tradicionales

El día de hoy te traemos la receta de hojuelas tradicional, este desayuno o merienda tiene mucha historia, ya que vienen desde los tiempos de nuestras abuelas, para esta delicia se necesita amasar muy bien y obtener una masa fina.

Es una masa fina que al freírse se convierte en un bocadillo crujiente, es un postre típico que también se prepara en semana santa o cuaresma y en esta ocasión queremos enseñarte a prepararla, así que sigamos cada paso de las instrucciones.

Información y Nutrición

  • 4 porciones
  • 30m
  • Desayunos
  • Dificultad baja

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 44 gramos de anís dulce (licor)
  • 400 gramos de miel
  • 200 gramos de harina común
  • 50 gramos de aceite de girasol
  • aceite de girasol para freír

Preparación

  • Comenzaremos por la masa, para esto necesitamos un bol o recipiente hondo en el cual vertemos el anís, los huevos y el aceite de girasol, batimos por 5 minutos hasta integrar todo.
  • Incorporamos la harina y amasamos con las manos limpias hasta conseguir que la masa se asemeje a la del pan, quede suave y no se peque en las manos, de ser necesario espolvorea un poco mas de harina para evitar que se pegue a las manos.
  • Damos forma de una bola a la masa, luego quitamos trozos pequeños a la masa y formamos bolitas pequeñas hasta acabar la masa.
  • Sobre el mesón o mesa limpia estiramos cada bolita de masa con un rodillo enharinado, extendemos bien la masa hasta dejarla bien fina.
  • En una sartén vertemos aceite lo necesario para freír la masa, llevamos a fuego medio, una vez que este bien caliente añadimos una masa ya bien estirada finamente, freímos hasta dorarla o que tenga un dorado ligero, sin dejar que se quemen.
  • Escurrimos el exceso de aceite sobre un papel absorbente, hacemos este hasta acabar toda la masa, una vez listo, llevamos las hojuelas a un recipiente en el cual bañamos con miel.
  • Degustamos de esta delicia acompañada de un té o algún jugo de tu agrado.

Consejos:

No debemos freír las hojuelas en exceso, solo hasta que veamos que tenga un color dorado claro, ya fritas colocamos sobre papel absorbente y dejamos que el aceite escurra.

La masa debe estar bien fina o bien extendida, ya que si se deja algo gruesa el resultado no será satisfactorio, por otro lado si tenemos la masa bien fina al freír la masa formara burbujas.

Lo ideal es usar aceite de girasol para freír las hojuelas, ya que este no aporta ningún sabor y cuando aderezamos las hojuelas con miel estas son mas suaves.

Recuerda bañar las hojuelas con miel, solo las que vayas a consumir en el momento, las demás se pueden guardar o conservar en una caja o recipiente.

0/5 (0 Reviews)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Unaricareceta.como Utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de ofrecer una mejor experiencia a todos sus usuarios, si gusta puede leer Mas informaccion